02 marzo 2011

Misterios del motor

Misterios del motor

En el año 1998 me tocó estar la última quincena de agosto en Portugal por motivo laborales, debido a la Exposición Universal que se celebraba en Lisboa. He de decir que estaba encantada con la idea porque no tenía que estar sola, se vinieron conmigo Javi y nuestra hija. Además Portugal me traía muy buenos recuerdos ya que el viaje de fin de estudios transcurrió por aquellas maravillosas tierras.

El trabajo era "agotador", sólo requería de mi presencia unas pocas horas y no todos los días, así es que nos permitió hacer turismo y pude conocer mucho de lo que me quedó pendiente hacía ya algunos años. Pero a Javi se le acabaron las vacaciones y sólo se quedó una semana, me quedé con el coche para tener más libertad de movimiento y él se marcho en tren. Pero enseguida llegó una amiga y de nuevo las visitas turísticas.

Uno se los sitios imprescindibles y que hay que conocer es el Palacio da Pena en Sintra. Está en lo alto de un monte y el acceso es una estrecha carretera de una única dirección.

Misterios del motor

Llegamos a la entrada, encontramos un sitio para aparcar y ... ¡El coche se paró!, No, no se caló ¡Se paró! Ni siquiera hacía intento de arrancar.
He de reconocer que a pesar de conducir bien, y no lo digo yo, los secretos del motor nunca los he descifrado, tampoco he puesto demasiado empeño, es cierto, pero ¿Para qué? Si a Javi le encanta mancharse de grasa y tenerlo siempre a punto.

Y allí estaba yo, con mi amiga que no sabe conducir y mi hija de 13 años.
No pasa nada me dije, para convencerme más que nada. Abrí el capó y miré como si supiera que es lo que estaba viendo. Saqué la caja de herramientas que Javi había provisto con todo lo "necesario" y volví a mirar el motor. A parte de pensar que estaba asquerosamente sucio, no encontré el motivo por el que aquella maquina del diablo había decidido amargarme el día. Cualquiera que me viera quedaría convencido de que sabía perfectamente lo que hacía ¡Error! ¡No tenía ni idea y sólo quería pedir socorro!
¿Y qué hace una mujer "inteligente y lista" como yo en esos momentos? ¡Pues llamar a Javi! No al seguro, ni a una grúa, no, a Javi que estaba a cientos de kilómetros pero que es capaz de hacer "milagros."
- ¿Diga?
- Hola cariño, soy yo.
- Hola ¿como estáis? ¿Lo pasáis bien?
- Si, ... mira, ..., verás ... ¡Que el coche se ha parado y no arranca!
- ¡Uf! ¿Y qué quieres que haga yo cariño? Estoy en Madrid.
- Ya lo sé ¡Pero dime que hago!

Sucesivas preguntas y respuestas para ver si adivinaba que le podía ocurrir al desagradecido del coche.
- Bueno, vamos a ver si es esto, mira los bornes de la batería.<
- ¿Qué mire qué?
- Cariño, que si sabes lo que es una batería.
- Si, eso si, pero lo otro que has dicho ¡ni idea!
- Son las conexiones, tú mira la batería y verás que hay una especie de pinzas que la sujetan.
- ¡Siii! aquí están.
- ¿Están blancas? ¿Como si estuvieran sulfatadas?
- Bueno, si, algo así.
- Intenta limpiarlos y aprietalos bien.
- ¡Voy!
- Vale, y luego intentas arrancar el coche.
- ...
- ¡Arranca! ¡Cariño ha arrancado!
- Menos mal.
- Bueno que nos vamos corriendo al alojamiento no sea que vuelva a pararse.
- Muy bien. Luego me llamas para saber que habéis llegado bien.
- De acuerdo. Besos.

Evidentemente mi amiga se quedó sin ver el Palacio, pero yo estaba deseando llegar a nuestro destino cuanto antes.

Lo debí de hacer muy bien porque el coche no volvió a fallar, es más, en el viaje de regreso a Madrid se portó genial. Debió pensar que con una trastada había sido suficiente para mis nervios. Ahora, eso si, no se me ha olvidado lo que es un ¡Borne! y no creo que se me olvide nunca.


30 comentarios :

  1. Dicen que "burro cargado busca camino" y así es, buscamos la solución donde menos se imagina. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Pues mira cariño me has hecho acordar de mi hija la que vive en Canarias,le pasa algo y tiene a su esposo y a su hija y que hace si es sobre medicina la cosa pues llama a la hermana aqui(la doc)y si es otro tipo de problema pues a papá y mamá que estan a 10.000 kilometros y lo mejor es que aveces los soluciona.
    Besotes y ya aprendiste que los bornes de las baterias se sulfatan ,lo aprendi hace mucho ya ,jajajaajja,beso TQM.

    ResponderEliminar
  3. Ayer tuve que ir al taller de reparaciones para cambiar una bombilla del faro.Yo siempre las he cambiado pero los coches nuevos necesitan herramientas para desmontar el faro completo.Qué atraso.

    ResponderEliminar
  4. Hola @Ligia
    No había oído el refrán y me gusta, que razón tiene siempre la sabiduría popular. Gracias mi niña ;)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  5. Hola @Fiaris
    ¿Ves? No soy la única jejejeje. Gracias mi niña ;) TQM
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  6. Hola @Maria (@igautxori)
    La próxima vez ya se a quien llamar jejejejeje. Gracias mi niña ;)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  7. La mecánica, como la tecnología, tienen esta cosas... a veces.
    Yo estuve en sintra en el 2001. Visité el palacio enclabado en un bosque como si de un cuento se tratara. Lo mejor que me quedó de la visita fueron las vistas desde su torre. Bonito viaje.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Hola amiga Chary,
    pues ves que tu idea de llamar a Javi no fue tan mal idea.Al contrario.No tuviste que esperar a una grúa,y encima aprendiste algo.Un besote y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola @Mascab
    Es verdad. El Palacio es precioso tienes razón, y el enclave es fantástico. Gracias preciosa ;)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  10. Hola @sagitaire17
    Ainsssss ¡si! El pobre es el solucionador de problemas jejeje. Gracias mi niño ;)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  11. Si es que en esta vida no hay que saber de todo, sólo saber a quién llamar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. A mi me ha pasado parecido hace 3 meses, sólo que además de limpiar los bornes tenía que ponerle un arrancabaterías para poder arrancarlo y me dejó tirado a casi 200 kms de casa y a por el citado aparato, volver arrancarlo y venirme con él, en fin. Ha sido muy divertido leerte. Cuídate mucho!!

    ResponderEliminar
  13. Hola @Javier
    Pues eso digo yo. Gracias mi niño ;)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  14. Hola @Chema García
    Bueno, si me pasa eso ¡a ver que hago! jajajaja. Gracias mi niño ;)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  15. Mi padre por más que ha tratado de enseñarme todos los "misterios" que encierra un auto no he podido aprenderlos, no me llama la atención y ya no pongo interés.

    Una anécdota para recordar por siempre ;)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  16. jajajajajaja, Esa es la actitud!!!!
    Me encantó la experiencia y como la relatas un placer leerte.

    ResponderEliminar
  17. Siempre es un verdadero placer pasar por tu blog..
    Por razones de tiempo en mi trabajo, estoy ausente..
    Espero ponerme pronto a leer sus blog..

    Un abrazo
    Saludos fraternos.,.

    Que disfruten el fin de semana..

    ResponderEliminar
  18. Hola @Gladyzs
    ¿Y para que? Estando ellos jejejeje. Gracias preciosa ;)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  19. Hola @Paola
    Jajajaja, soy así ¡que le voy a hacer! jajaja. Gracias preciosa ;)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  20. Hola @Adolfo Payés
    Tranquilo, lo primero eres tu. Gracias mi querido poeta ;)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  21. ¿quien puso en duda que necesitamos un hombre de vez en cuando? Ya recuerdo, era aquella amiga mía mecánica ;)

    ResponderEliminar
  22. Hace unos años me asó algo parecido en una estrecha carretera cerca de Cerezo de Arriba, el coche se paró, con el agravante de que era de noche y se quedó sin luces, ni las de emergencia.
    Como en aquellos tiempos no se habían inventado los móviles, era noche oscura y estaba en medio de la carretera, tuve que esperar a que pasara algún coche, alejarme del mio y ponerme en medio de la carretera haciendo aspavientos y esperando que me vieran y pararan.

    Pasó uno, me vió de milagro, paró y me acercó al pueblo antes citado al cuartel de la Guardia civil.

    Ellos me ayudaron, remolcaron el coche hasta el pueblo, nos acompañaron a una posada donde pasamos la noche.
    Al dia siguiente me lo arreglaron, era el motor de arranque, 25.000 Pts. me costó la broma.
    Se nos acabaron las ganas de seguir, íbamos hacia Toledo, volveríamos años más tarde.

    ¡Ah!, yo ni idea de motores.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Una de las pocas cosas buenas que tiene el paso del tiempo es que nos permite echar la vista atrás y apreciar como una anécdota divertida lo que en su momento no nos hacía la más mínima gracia.
    Por otro lado, también nos enseña la conveniencia de contar con una pequeña relación temática de contactos telefónicos agrupados según las necesidades que nos puedan surgir. En tu caso, en el apartado "coche" debe figurar Javi y luego algunas grúas y talleres. Pero por ese orden.
    Un abrazo tinerfeño con los bornes bien limpios y apretados.
    CC

    ResponderEliminar
  24. Hola @Pilar
    Necesitarlos ..., bueno, nos volvemos comodonas más que nada. Gracias preciosa ;)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  25. Hola @Jon Kepa
    Pues ¡vaya gracia! A mi por lo menos me salió gratis. Gracias guapo ;)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  26. Hola @CC
    Me reía mientras lo escribía, pero en su momento gracia ninguna. La grúa la tengo con el seguro jejeje, pero nunca me acuerdo. Gracias mi niñ@ ;)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  27. Vivi una maravillosa historia de "cuento de hadas" en el Palacio de Pena en Sintra el año pasado! Lo más mejor de todo eso, esque el del coche estuvo encargado mi "Principe azul" quien tan "inteligentemente" dejó el coche en Sintra (abajo en la Villa) y subimos al castillo en un camión que iva con turistas hacia allá! :)) ...

    Que bueno que al final solucionaste el problema! :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. yo mi coche lo tengo castigao y ahora pa colmo la radio se me estropea XD que hago yo conduciendo sin música!! imposible asi no se puede hjeje

    Un abrazo !!!

    ResponderEliminar
  29. Hola @M@R
    Bienvenida y gracias por tus palabras ;)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  30. Hola @J-M
    ¡Uys! Pues va a ser que no, jejejeje. Gracias mi niño ;)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar