12 abril 2014

Y no quieres despertar

El Interior Secreto: Y no quieres despertar

¿Has soñado alguna vez?

Soñar con los cinco sentidos.
Viviendo ese sueño como
si de la realidad se tratara.
Queriendo con el alma
que al abrir los ojos sea cierto.

Y huele a lo que te gusta oler,
y sabe como quieres que sepa,
y suena a lo que deseas escuchar,
y al verlo es lo que necesitas mirar,
y al tocarlo es lo que quieres sentir.

Un sueño tan real que no parece tal.
Tan soñado que lo vives despierto.
Tan real que no parece un sueño
y no quieres despertar.

Sueño un sueño que no sé si es cierto.
Tengo una certeza y no sé si es un sueño.

¿Has soñado alguna vez?

Leer más

04 abril 2014

Sin permiso

El Interior Secreto: Sin permiso

Ignoré mi cautela y sucumbí a la anarquía.
Me perdí entre seducción y atracción
sin poder evitar huir de su encanto.
El íntimo sentimiento supremo y delirante.

Alteré mi orden perturbada por la tentación,
la sedición del deseo contra mi debilidad.
Carece de equilibrio ni atiende a razón.
Asaltó mi fortaleza e ignora la magnitud.

Sin permiso acudiste.
Sin permiso continúas.
Sin permiso mi juicio anulas.


Leer más

01 abril 2014

El tiempo de Vivir (y II)

El Interior Secreto: El tiempo de Vivir (y II)

Cuando leía las estadísticas o escuchaba las críticas sobre 'los abuelos canguros' en el fondo sentía un poco de envidia. No quería ser uno de ellos en absoluto, pero de vez en cuando si le gustaría que contaran con ella.

Todos sus hijos vivían en urbanizaciones, uno en chalet, dos en adosado y los otros tres en pisos, pero todos se habían ido a las afueras y ninguno cerca de otro. No existía razón alguna para que vivieran tan alejados entre ellos, simplemente surgió así, cada uno compró su casa donde más le gustaba o el dinero se lo permitía.
Ella no ponía ni un pero a ninguna, salvo que le pillaran tan lejos, tenían aire puro, piscina, muchísima luz y decoradas con muy buen gusto, sabía que eso era cosa de sus nueras.
Se llevaba bien con todas, le causaron buena sensación cuando las conoció y nunca le 'dedicaron' una mala cara ni le hicieron un desprecio.
Eran ellas las que regañaban a los niños cuando la contestaban con alguna insolencia mientras sus hijos estaban en 'su mundo'.
¿Donde estaban sus modales, la educación que su padre y ella les enseñaron? ¿Qué habían aprendido en la Universidad?

Ya no tenían tiempo para ella. Trabajaban mucho y los fines de semana querían descansar, además sus queridos nietos no querían venir a su casa porque no tenía …
¿Cómo se llama? ¡Ah si! ¿güifi?, ni us no sé que, ¿Para qué vale todo eso? 
¡Claro que sabía lo que era! pero no pensaba dar su brazo a torcer ¿Se estaba equivocando? Su concepto de 'visita a la abuela' no incluía abstraerse con videojuegos.

La tele era nueva por lo del TDT, se la regalaron por su cumpleaños y estaba en el cuarto de estar, pero según ellos tenía que comprar dos más como mínimo, una para el salón, otra para la cocina y un ordenador ¡De ninguna manera pensaba hacerlo! y si alguno de sus hijos o nietos aparecían con alguna de esas 'recomendaciones' ya podían llevársela o la cambiaría ella misma por algo que fuera realmente práctico.

En el salón era donde se reunían a comer cuando venían y en la mesa se comparte conversación no sólo comida. Eso de sentarse para estar pendiente de la televisión y no de quien tienen a su lado o enfrente sacaba lo peor de ella, la daban ganas de levantarse y apagar el dichoso aparato o dar un buen golpe en la mesa.

Decían que fuera ella a sus casas, que venían a buscarla y luego la traían.
Había ido alguna vez pero se sintió como uno de esos paños de ganchillo que tejía muchos años atrás, no la dejaban hacer nada, sus nueras ponían la mesa y la quitaban no querían que las ayudara 'Está aquí para disfrutar no para trabajar' ¿Disfrutar de qué? ¿De como su hijo leía el periódico y veía la tele? ¿O de sus nietos a los que sólo había visto cuando vinieron a darle un beso y en la mesa? Y cuando sus hijos tenían que llevarla a casa notaba su mala cara. No, no deseaba molestar.

A esos hijos ‘tan modernos’ los había llevado en su vientre y les dio la Vida. Eran la suya de tanto como les quería. No les reprochaba nada ni les juzgaba.
Es el tiempo que les ha tocado vivir, quizás no lo entendía pero lo aceptaba.

Pero sí tenia que hacer algo, debía zanjar de una vez por todas lo de ‘empezar a vivir’ y ‘vender la casa’ 

Queridos hijos:
Una casa son cuatro paredes y ésta no lo es, siempre ha sido un hogar.
No voy vender. Cuando me vaya podéis hacer lo queráis con ella, pero nunca olvidéis que los mejores momentos de vuestra infancia y juventud los habéis vivido aquí. Es probablemente el último lugar donde compartisteis la felicidad unidos.
Una familia no es padres, hijos y apellidos, es más, mucho más que una palabra y vosotros debéis recordar su significado para poder inculcar lo importante no como tradición sino como presente.

No necesito empezar a Vivir, empecé nada más nacer.
He vivido sin arrepentimientos ni nada que ocultar. Vosotros habéis sido lo más grande e importante que Dios me ha dado. Mi única pena es la falta de vuestro padre.

Vivo como he vivido, siendo yo, y así quiero Vivir.
Creéis saber más que yo sobre lo que debo hacer con mi Vida y siento defraudaros, los años me han dado sabiduría y el privilegio de poder decidir. Nadie va a cambiar eso ni vais a poder hacerlo.

Mi Vida soy Yo y así quiero Vivir.


Leer más

25 marzo 2014

El tiempo de Vivir (I)

El Interior Secreto: El tiempo de Vivir (I)

- Mamá ahora que puedes salir y entrar cuando quieras ¿Por qué no lo haces y empiezas a vivir? Eres joven y puedes disfrutar.
- Esta casa es demasiado grande ¿No has pensado venderla y compararte una más pequeña y cómoda?

Cada vez que alguno de sus cinco hijos venía a verla decía lo mismo, como si fuera una de aquellas lecciones que se aprendían de memoria en el colegio.
Tenía la sensación ... no, estaba segura de que eran conversaciones ya preparadas entre ellos, querían pensar por ella, decidir por ella, lo que no veían es que ella sabía lo que quería porque aun pensaba y decidía sobre su Vida.

Siempre había vivido ¿Qué se creían? Y la casa es grande si, pero es en la que crecieron.
Jugaban, corrían por los pasillos, se enfadaban, traían a los amigos y después a sus novios. Pero lo más importante, todos disfrutaron de su padre.
Dios se lo llevó antes de lo que hubieran querido ¿Ya no se acuerdan? La casa estaba llena de recuerdos y no estaba dispuesta a renunciar a ellos ni dejarlos allí.
No era una persona triste ni melancólica, sin embargo cada una de sus arrugas era una alegría, trastada, pelea y orgullo por ellos, despedidas y tristezas, todo estaba reflejado en su rostro y vivía en su corazón.
Aquella casa 'demasiado grande' no era 'incomoda'. Cuando se quedó sola analizó cada habitación, tabique, mueble, etc. y decidió que era el momento de ponerla a su gusto. Tenía un cuarto de estar cómodo y sencillo, el salón era más grande porque la familia crecería, tiró paredes, modernizó la cocina y lo que más le gustaba, con tantas obras la casa estaba llena de luz, llegaba a cada rincón y era alegre.
Esa 'casa' era el nexo de unión familiar, un sentimiento que dolorosamente parecia haber perdido sentido.

Ella se había criado de otra manera.
A sus padres se dirigía siempre de usted, ‘padre’ y ‘madre’. Al colegio fue el tiempo necesario para aprender las letras y los números.
A partir de ese momento su vida se limitó a coser y bordar el ajuar que se llevaría tras la boda y ayudar a su madre para aprender a ser una buena ama de casa.

Sus padres no dejaban de repetirle que tenia que dar gracias al Altísimo por vivir en la Capital, porque si hubieran estado en el pueblo su obligación seria ayudar a padre en el campo durante el día y sólo cosería por la tarde.
Madre no había sido bendecida con más hijos y eso hacia que toda la responsabilidad cayera sobre ella.

Tuvo novio a la edad que tenía que tenerlo y con la aprobación de padre y madre. Nunca dieron motivo para habladurías o cotilleos y se casaron pasado el tiempo que acordaron los padres de ambos.
Dios quiso darles cinco hijos sanos y fuertes para orgullo de su esposo y el suyo.

Se acordaba ahora de la Paca que andaba seca y enlutada desde que pasado el tiempo no se embarazó y nunca lo logró.
Pero el sinvergüenza de su esposo iba preñando a toda guarra que se dejaba. Y bien que se lo restregaba a la Paca.
- Estás seca mujer, que yo soy hombre y hago hijos.

Sus hijos no les llamaron de usted, pero nunca le importó.
Se educaron bien, les enseñaron buenos modales, fueron al colegio y a la universidad.
Eso si, cada uno tuvo más de un novio y eso ella no lo entendía. Como que pasaran los años y ninguno se casara.
Tenia ganas de nietos y a ese paso creía que no llegarían. Pero llegaron y se sintió feliz. Creyó que disfrutaría de ellos y les vería crecer.
Se equivocó, fueron a guarderías, tuvieron niñeras que les recogían y les daban de merendar.

(continuará)

Leer más

12 marzo 2014

Dos veces de Carnaval

El Interior Secreto: Dos veces de Carnaval

¡Hola!
¿Os disfrazasteis en Carnaval? Yo si, ¡de arlequín y 2 veces!
Primero en la fiesta del cole. Todos los de mi clase y los del B (es que somos muchos y por eso hay dos clases, A y B) íbamos disfrazados igual, de amarillo y azul con cascabeles en el gorro ¡más chulo!
Estuvimos ensayando muchos días porque teníamos que bailar y hacer sonidos con las canciones.
Cuando llegó el viernes lo hicimos genial y nos divertimos, mucho pero teníais que ver a los padres ¿A qué no hace falta que os lo cuente? jijiji.
Pero había más arlequines, los pequeñitos iban de naranja y verde, y los que tienen un año más que nosotros de rosa y morado.

El domingo me disfracé otra vez ¡y mami también! Iba vestida como yo y se pintó la cara de blanco, una lágrima azul y un rombo amarillo ¡esta loca loca! A mi no me pintó la cara pero si la lágrima y el rombo ¡menos mal! porque luego me pica mucho la cara.

Resulta que donde vivo había un concurso de Carnaval pero de grupos y había un montón ¡58! algunos con carroza y todo. Nosotros éramos el número 31 y el más grande ¡350 niños y padres!
Pero no íbamos todos igual porque mi grupo representaba el Arte y estaban los arlequines de Picasso (mis compañeros y yo jijiji), unas Goyescas de Goya, los relojes raros de Dalí, pintores con gorro rojo y una camisa blanca con pinceles y otros que llevaban como unos marcos de cuadros grandes con firmas y colores de los artistas.
¿Y donde estaba mami? ¡Al principio! de frente a nosotros cantando y bailando por si se nos olvidaba algo. La tata le dice 'hija te metes en todos los follones' y se ríe porque sabe que nos divertimos mucho.
Estuvimos andando, bailando y cantando casi dos horas ¡estábamos agotados! y la tata y el abu también, encima mami le dio la cámara de fotos al abu y no se pudo escapar el pobre.

¡¡¡Y GANAMOS!!! La tata decía que cuando la gente nos veía, había muchísima, empezaba a sonreír y cantar con nosotros. Más lo de siempre claro, 'si es que son tan bonitos, tan graciosos y van tan guapos ...' 

El lunes mami decía que le dolían músculos que no sabia que tenía ¿a qué es muy raro? la tata tenía agujetas en las piernas, el abu estaba cansado y yo ... ¡estupendamente!
Los mayores no aguantáis nada jijiji.

¡Hasta pronto!




Leer más

28 febrero 2014

Epilojeando

El Interior Secreto: Epilojeando

Desde que empecé este diario personal hace ya cuatro años he tenido la suerte de conocer y ver como nacían y nacen nuevos blogs, también he visto como se tomaban un tiempo de descanso, cerraban o desaparecían otros.
La Vida cambia para todos: nuevos horarios, incorporación a la vida laboral o simplemente motivos personales fueron/son las causas de tales decisiones.
Hubo quien se resistía e intentaba mantener su página aunque fuera con alguna publicación de vez en cuando, otros se despidieron y dejaron de escribir pero no eliminaron el blog.
A aquellos que evitaban dejar su blog les entiendo, escribir desahoga y llega a ser una necesidad, enseña, encuentras, compartes y lo más importante para mi, te descubres.

El Interior Secreto cerrará porque nada es para siempre, pero hoy por hoy desconozco su fecha de caducidad, es mi Yo escrito y no puedo renunciar a él de momento.

Hay un blog de Arte en el que las palabras viven con emoción y la imagen transmite sentimientos que ha anunciado su retiro indefinido: Rayajos en el Aire.
Independientemente de que el autor, Chema Barragán, es mi amigo y soy muy afortunada por ello, todos los que seguimos cada uno de sus Rayajos, perderemos la posibilidad de encontrar esa sensibilidad tan necesaria. Y a la blogosfera, la red, las redes, llámese como sea, se le escapa una gran página web.

En Rayajos en el Aire podemos ver más 2000 imágenes con nombre y apellido tratadas, tuneadas, trabajadas en definitiva con su correspondiente tiempo invertido, publicaciones realizadas en video o flash dedicadas individualmente. Todos somos protagonistas en los Rayajos, es difícil que falte nuestro o nuestros Rayajos-regalos.
Porque si algo caracteriza a Chema, además del arte, es su generosidad, predisposición y altruismo.

Su intención era publicar un video en el que está trabajando y anunciar su retiro indefinido, sin embargo Rayajos en el Aire se han detenido (11/02/2013) antes de la presentación del video, aunque Chema asegura que cuando esté terminado lo veremos.
Esta producción lleva el titulo 'Epílogo'. De todas las definiciones que tiene esta palabra yo me quedo con estas:
En la antigüedad, se empleaba el epílogo para producir el efecto que se espera en los teatros de la actualidad, de los sainetes, que se representan después de una tragedia o drama, como para calmar las impresiones que ha excitado.
Era una especie de descanso que se ofrecía a la actividad de la imaginación y del sentimiento.

Epílogo:
fig. Conjunto o compendio.
m. Suceso que es la prolongación de otro que se pensaba concluido.
¿Por qué este retiro indefinido de Rayajos en el Aire?
Desencanto, frustración, desilusión y otras causas.

Alguien me dijo una vez que entre el negro y el blanco existe el gris. 
Desearía que de esos grises volvieran a aflorar los colores que siempre contagias.
Nos quedamos esperando el Prólogo de tu regreso.


Leer más

25 febrero 2014

Ya somos tres

El Interior Secreto: Ya somos tres

Jalo llegó a casa 'de momento' pero nosotros y la amita hemos decidido que se queda si o si.

Pues si, ahora son tres mis compañeros. Me vigilan y 'escoltan' por toda la casa no sea que me pierda, se me ocurra salir a la calle sin ellos o vaya ha escaparme ¡Me encanta!

A Patxi ya le conocéis, es un 'Bichón Maltés'.
Su historia era la de muchos otros perros, llegan a una casa siendo cachorros y cuando crecen ya no son queridos. Le tenían en la calle ya fuera invierno o verano y siempre con la puerta abierta sin importarles si se escapaba o no, así que se iba y alguna vez casi le atropella un coche.
El pobre llegó con heridas en todo el cuerpecito porque al intentar pelarle tenia tantos nudos que le arrancaron el pelo, y venia apenas regularizado lo que le convirtió en nuestro 'sin papeles' algo que solucionamos al día siguiente. Patxi es listo como un perro callejero a pesar de ser de raza y me conoce mejor que yo misma. 
Y a Goofy también, es un 'Boxer atigrado'.
Regalo de mi chico que venia con condiciones: yo tenía que educarle, sacarle a la calle y ocuparme de él en todos los sentidos. Mi problema para salir de casa desapareció, Goofy necesita largos paseos y ejercicio. Me ayudó a recuperar algo que necesitaba, el placer de pasear. Con tan sólo seis meses enfermó y estuvo tan grave que le vi morir. Tras realizarle innumerables pruebas decidieron sacarle líquido cefalorraquídeo para analizarlo y una resonancia, el diagnostico se confirmó, era el que su neurólogo y veterinario temían, Goofy tenía meningitis y la culpable era una simple caquita de gato. 
Ya tiene veinte meses y aun no nos han dado el alta, el neurólogo prefiere esperar ya que ha sufrido alguna recaída y hemos tenido que volver a empezar de nuevo con el tratamiento. Pero como podéis ver en la foto está precioso y en perfectas condiciones, el alta está al caer.
Tengo que reconocerlo, es mi bebé. No puedo resistirme a esa mirada tan dulce ni a su patita en mi pierna cuando quiere mimo que es siempre y más cuando me ve sentada/tumbada/tirada en el sofá.

Jalo es el recién llegado, un precioso 'Perro de Aguas Español' de María y Sergio que por los inevitables horarios laborales pasaba demasiado tiempo sólo.
La idea era buscar alguien que se quedara con él, pero alguien con el que supiéramos que iba a estar bien y tener el cariño que merece, no podía ser cualquiera. Mientras tanto se quedaba con nosotros, y Goofy encantado porque son amigos y se quieren mucho.
A ninguno de los tres les ha parecido extraño, Jalo se ha quedado en casa cuando sus amitos se han ido de vacaciones y ya están acostumbrados.
Patxi impuso su antigüedad desde el primer día y dejó claro quien es el jefe, él decide cuando y con cual de los dos quiere jugar y ambos le respetan.

A pesar de tener la persona ideal en el lugar casi perfecto me he ido haciendo la remolona. Era yo quien tenía que llamar, es mi prima, pero 'no encontraba el momento', 'se me olvidaba', etc.
Y es que es tan bueno, Goofy y él se lo pasan tan bien juntos, durante los paseos nos divertimos, no se cansan y son tan obedientes que en cuanto digo 'a casa' ni lo dudan.
Cuando mi hija y mi niño vienen a casa Jalo se vuelve loco de alegría y María es feliz ¿Como voy a dejar que se vaya?
Así que el 'de momento' se queda definitivamente, sigue a nombre de María y cada vez que venga tendrá alguna 'obligación' como por ejemplo pelarle. Sigue siendo de ellos pero soy yo quien disfruta de él.

¿Qué estoy loca? Pensaba que ya lo teníais claro.
Pero es tanto el cariño que me dan sin condiciones, la sonrisa que me provocan cuando me notan de bajón, la alegría con la que me reciben cuando entro en casa, su fidelidad incondicional, ... que mi locura no es tan loca.



Leer más

21 febrero 2014

Mi rebeldía

El Interior Secreto: Mi rebeldía

No soporto la prepotencia, ni que me miren por encima del hombro, ni la compasión, ni a los/as que se creen 'mejores' o más 'listos/as', ni a los/as que van de 'sobrados/as' y no tienen donde caerse muertos, ni a los/as que hablan sin saber, ni a los/as que critican sin mirarse, ni a los/as 'mentirosos/as' que abusan de mi buena fe y encima me toman por tonta, ni las palabras vacías, ni las conversaciones sin sentido, ...

Me he cansado de agachar la cabeza, de callarme por no meter la pata, de intentar agradar a todo el mundo, de sentirme siempre culpable, de decir que si cuando quiero decir no, de pronunciar un no cuando sé que es un si, de sonreír cuando no me apetece, de llorar cuando no quiero, de las malas interpretaciones, de las continuas explicaciones, de no ser yo porque ni siquiera sé aun como o quien soy, de mirarme y apenas encontrarme, ...

No, no ha pasado nada esta semana, simplemente hoy empecé a rebelarme contra la tiranía del despertador, que no de mis queridos despertadores Patxi, Goofy y Jalo.
Del frío que me obliga a tener que salir a la calle abrigada en capas cual cebolla, de llaves que se esconden, gafas que se fugan, de que la nevera y el microondas jueguen a cambiarse de sitio y me vacilen con el café, de que mi memoria se ría cuando consigue que explote con un ¡Me cago en la leche! ¿Para qué he venido aquí? ¿Qué estaba buscando? ...  Y he seguido haciéndolo a lo largo del día, enumerando y escribiendo mis 'rebeldías'.

De hecho me gusta esta sensación. Este romper máscaras para poder ir a cara descubierta resulta gratificante.


Leer más

14 febrero 2014

Mi corazón acelerado

Mi corazón acelerado


No quiero la eternidad como promesa,
ni la espera de un mañana,
ni un futuro pactado.

Me gusta mi corazón acelerado,
saborearte sabiendo que hay un fin
y volver a empezar.

Provocarte, saciarme
y volver a empezar.

Buscarte las ganas, complacerte
y volver a empezar.

Saberte, conocerte, sentirte
y volver a empezar.

Agotarnos, sudar, respirar
y volver a empezar.

Ahora volver a empezar,
de nuevo volver a empezar,
cada momento volver a empezar.


Leer más
ir arriba