30 enero 2012

De como una búsqueda dio con un gran hallazgo

De como una búsqueda dio con un gran hallazgo
Creo que fue en la "preadolescencia", esa época en la que tienes un montón de preguntas y en vez de encontrar respuestas te das de bruces con más preguntas cuando empecé a necesitar conocer a mi padre, no físicamente sino conocer a la persona que fue.

Yo tenia cuatro años cuando él murió y a pesar de ser tan pequeña aun tengo recuerdos claros de su presencia, los guardo dentro de mi como un tesoro, es lo único que tengo. Pero llegó ese momento en el que ansiaba saber como era, como pensaba, ... y mi madre solo me contaba lo que ya sabia, un hombre enamorado de su mujer, trabajador, guapo, elegante, buen amigo y excelente padre, con un amor incondicional por nosotros. Aun le dolía haberle perdido tan joven, haberse quedado sola con la responsabilidad de una familia, por eso yo no insistí más y comenzó mi búsqueda.

Las estanterías de mi casa estaban repletas de libros que le habían pertenecido y pensé que si los leía daría con alguna respuesta, por lo menos sabría cuales eran sus gustos literarios y eso ya era mucho, formaba parte de su personalidad.

He de reconocer que en aquella época me limitaba a leer estrictamente lo que me obligaban en el colegio, así es que tenía que organizarme, tener tiempo para estudiar, leer por obligación y leer por devoción.

Los primeros libros de la estantería que me llamaron la atención eran unos encuadernados en piel roja de la editorial Aguilar, cogí uno de ellos y empecé a examinarlo. Ya había utilizado uno de mis sentidos: la vista, ahora le tocaba el turno al tacto. Esa sensación de tener en las manos algo delicado, antiguo, maleable, me invadió totalmente, me gustaba tocarlo y pensar que mi padre también lo había hecho. Al abrirlo descubrí esas páginas de papel tan fino, como el que se utiliza en las Biblias, y lo olí, como me gusto ese olor, todavía hoy sigo oliendo los libros aunque sean nuevos.
Hasta ese momento la experiencia era fantástica, me sentía genial, estaba compartiendo algo con él, con mi padre, era una sensación única. Y empecé a leer.

Los primeros que escogí pertenecían a una colección de novela policiaca y de suspense, Georges Simenon, Sir Arthur Conan Doyle y Agatha Christie. Y continúe con todos los demás, hasta que se acabaron, entonces ya era una adicta a los libros, leer es para mi una necesidad, es mi hobby, una manera de escapar.

Se lo debo a mi padre, porqué aun sin estar conmigo me enseño a valorar la literatura, a disfrutar leyendo.
Un gran hallazgo.

33 comentarios :

  1. A través de los libros se puede valorar más a otras personas. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además te enseñan tantas cosas que son casi imprescindibles. Gracias mi niña ;)
      Besos enormes

      Eliminar
  2. Los libros que has conocido a través de personas queridas son los que más influyen en tu vida, muy bien por tu madre que los atesoró para tí.

    Un gran muakss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, pero me tendré que "pegar" con mi hermano por ellos. Gracias mi niño ;)
      Besos enormes

      Eliminar
  3. Si cariño cuando a uno le falta su papá desde pequeña como me paso a mi también ,lo busca en muchas cosas ,en los libros ,en los recuerdos que quedaron ,por ejemplo en mi casa nunca se fumo pero llama la atención a las visitas una pipa que conserva el olor a tabaco que esta en la biblioteca,y me preguntan ¿quien fuma?,nadie es la pipa de mi papá.
    Abrazote linda,TQM.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mi padre también fumaba en pipa! mi hermano se ha quedado con la colección, tenía unas cuantas. Cuando alguien fuma pipa lo descubro inmediatamente y me recreo en ese olor a recuerdo. Gracias mi niña ;) TQM
      Besos enormes

      Eliminar
  4. bonita historia, a mi tambien me gusta leer, y precisamente por mi padre tambien, que desde pequeñita nos obligaba a leer, pero ahora no precibo la vida sin los libros, y mi hija tambien lee mucho es una joyita. un beso de arcoiris.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maravillosa herencia, ayuda a crecer. Gracias mi niña ;)
      Besos enormes

      Eliminar
  5. Preciosa entrada. Es increible cómo los objetos se quedan impregnados de la esencia de sus dueños...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, yo reconozco a mi padre en cada una de sus cosas. Gracias mi niña ;)
      Besos enormes

      Eliminar
  6. Me he visto reflejado en tu relato laMar. En una ocasión, en un post, yo escribía: "Siempre que no me encuentro anímicamente bien, me gusta subir allí, esté o no mi padre. Me encanta el olor que allí se respira. Esta impregnado de olor a papel y tinta. A libro antiguo. Todo ello, mezclado con el aroma de los puros que mi padre acostumbra a fumar, hace que el lugar sea acogedor, intimo, un lugar de buenos recuerdos". (http://elrincondetrastos-arkaitz.blogspot.com/2011/05/la-escalera-de-caracol.html) Todo ese ambiente que yo vivía y ahora escribo, era como el papel que envolvía el regalo de trasmitirme mi padre la afición por la lectura. Son situaciones distintas, pero bastante paralela la forma que nos ha llevado a la afición a la lectura.
    Un beso laMar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son distintas, cada uno buscamos en esos recuerdos que nos traen su presencia. Gracias mi niño ;)
      Besos enormes

      Eliminar
  7. Intentando conocer a tu padre, él te inculcó la pasión por la lectura... Estoy convencido que sabía que acabarías por rendirte a su, vuestra, pasión.
    Una historia conmovedora... como todas.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que me parezco a él, seguramente estaba predestinada a caer en la lectura, pero él me ayudo y se convirtió en pasión. Gracias mi Gladiador ;)
      Besos enormes

      Eliminar
  8. Olor a libro...:)
    Un abrazo enormeeee TQM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un olor maravilloso. Gracias mi niña ;) TQM
      Besos enormes

      Eliminar
  9. Recuerdo los libros de Julio Verne y la colección de los cinco, leer era algo mágico, descubrir nuevos mundos....

    Una entrada maravillosa, me trae buenos recuerdos.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Siiiiii!!! Eran geniales, los recuerdo. Gracias mi niño ;)
      Besos enormes

      Eliminar
  10. Preciosa historia, de como el amor de tú padre te infundió el amor por la lectura. Consérvala. Es muy agradable la lectura sea el libro que sea y sea el tipo de literatura que sea, no solo te hace comprender mejor la vida, sino que a veces te ayuda a comprender a las personas. Un gran legado el que te dio tu padre que seguramente cada vez que coges un libro él desde allí arriba, sonrie y le caerá alguna lagrimita.
    UN abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me convertí en lectora compulsiva desde entonces. Ayuda a desconectar, amplia el vocabulario, adquieres cultura y proporciona un montón de cosas, todas buenas.
      Gracias mi niño ;)
      Besos enormes

      Eliminar
  11. Un lujo de padre, que sin estar, está y seguirá contigo.
    Un abrazote, Corazón.
    Eres toda amor y sentimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, siempre está conmigo, así lo siento.
      Mira quien fue la que me habla de amor y sentimientos ¡me ganas cariño!
      Gracias mi niña ;)
      Besos enormes

      Eliminar
  12. Hola Chary, más arriba ya exprese mi opinión al post. Ahora te invito a que pases por el mío, te espera un regalo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Gracias mi niño!!! Voy ;)
      Besos enormes

      Eliminar
  13. ¡Hola preciosa! seguramente tu padre era tal y como te contaron, puedes idealizar esa imagen, nadie va a romperla; además te ha dejado en herencia la curiosidad por el conocimiento, ¡eso es un tesoro!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar del tiempo, tengo muchos recuerdos de él, dicen que se llaman "recuerdos de ausencia"
      Gracias mi querida hada madrina

      Eliminar
  14. Ha sido un placer leer esa historia. No sé por qué no me extraña en absoluto que así sea :). Qué tendrán los libros que sin hablar una sola cosa son capaces de sacar tanto de nosotros mismos. Un besazo muy fuerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi niño ;)
      Los libros nos transportan, enseñan y marcan.
      Besos enormes

      Eliminar
  15. ME HAS DADO UNA MARAVILLOSA IDEA QUE ME GUSTARIA COMPARTIR CON MIS HIJOS HOY Y CUANDO HAYA PARTIDO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me halagas ;) Pero procura tardar mucho en partir.
      Bienvenido y gracias por tus palabras.
      Besos

      Eliminar
  16. Llego hasta aquí siguiendo un enlace y me gusta lo que veo... Ya estas en favoritos y te sigo ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que llegaras a, esta, tu casa. Gracias ;)
      Besos

      Eliminar
  17. Mi padre también me hizo lectora compulsiva, aún sin saber leer...él compraba comics, Patoruzú, Patoruzito, Súper Hijitus y el Reader Digest....y yo como tenía dos años, solo miraba los dibujos y preguntaba que decía o me lo inventaba....y así siguió mi pasión con los libros...ahora menos, aunque siempre alguno cae....es una muy buena pasión....besssoooossss

    ResponderEliminar