31 mayo 2012

A salvo de miradas

El interior secreto: A salvo de miradas

Despierto y las sabanas mantienen tu olor, la cama tu silueta y la almohada tus besos. Aun sigues aquí.

Escucho tus pasos y sé que regresas a mi, al refugio que creamos a salvo de miradas y palabras ajenas.
Tan protegido que permanecemos desnudos sin miedo ni pudor a lo que vemos y sentimos.
Sin perjuicios cuando nos buscamos y los cuerpos se enlazan cuando se encuentran.

La pasión nos reclama. La intensidad nos posee. Hay un ritmo marcado por el mutuo deseo.

Hay un tú, un yo y la urgencia de crear un nosotros.

No hay prisa ni silencio. No hay calma ni sigilo.

Hay un tiempo que no existe, un amor que no conoce el fin.

10 comentarios :

  1. Todos deberíamos tener un refugio a salvo de miradas... pero más importante un "tú" con quien compartirlo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, y ese "tú" imprescindible.
      Besos enormes mi niña :)

      Eliminar
  2. Esta chica últimamente ..., será la primavera, no sé.
    creo que se nos ha enamorado. Ten cuidado con los hombres, yo soy uno de ellos y no somos muy de fiar.
    Un fuerte abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja ¡Que me vas a contar! pero nada nada de fiar jajaja.
      Besos enormes mi niño :)

      Eliminar
  3. En ese tiempo que no conoce el fin, que la piel siente hasta el viento, se abruman los sentimientos en cada roce, uff, niña que van las hormonas a flor de piel. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff! Lo has rematado cariño. Hormonas a flor de piel no ¡más! jejeje.
      Besos enormes mi niña ;) TQM

      Eliminar
  4. Sugerente foto, estupenda canción y estupendo post.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dino :)
      Besos enormes mi niño

      Eliminar
  5. me gusta eso de no tener piedo a lo que vemos y sentimos... que dure...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo menos no deberíamos de tenerlo.
      Besos enormes mi niño :)

      Eliminar