25 marzo 2014

El tiempo de Vivir (I)

El Interior Secreto: El tiempo de Vivir (I)

- Mamá ahora que puedes salir y entrar cuando quieras ¿Por qué no lo haces y empiezas a vivir? Eres joven y puedes disfrutar.
- Esta casa es demasiado grande ¿No has pensado venderla y compararte una más pequeña y cómoda?

Cada vez que alguno de sus cinco hijos venía a verla decía lo mismo, como si fuera una de aquellas lecciones que se aprendían de memoria en el colegio.
Tenía la sensación ... no, estaba segura de que eran conversaciones ya preparadas entre ellos, querían pensar por ella, decidir por ella, lo que no veían es que ella sabía lo que quería porque aun pensaba y decidía sobre su Vida.

Siempre había vivido ¿Qué se creían? Y la casa es grande si, pero es en la que crecieron.
Jugaban, corrían por los pasillos, se enfadaban, traían a los amigos y después a sus novios. Pero lo más importante, todos disfrutaron de su padre.
Dios se lo llevó antes de lo que hubieran querido ¿Ya no se acuerdan? La casa estaba llena de recuerdos y no estaba dispuesta a renunciar a ellos ni dejarlos allí.
No era una persona triste ni melancólica, sin embargo cada una de sus arrugas era una alegría, trastada, pelea y orgullo por ellos, despedidas y tristezas, todo estaba reflejado en su rostro y vivía en su corazón.
Aquella casa 'demasiado grande' no era 'incomoda'. Cuando se quedó sola analizó cada habitación, tabique, mueble, etc. y decidió que era el momento de ponerla a su gusto. Tenía un cuarto de estar cómodo y sencillo, el salón era más grande porque la familia crecería, tiró paredes, modernizó la cocina y lo que más le gustaba, con tantas obras la casa estaba llena de luz, llegaba a cada rincón y era alegre.
Esa 'casa' era el nexo de unión familiar, un sentimiento que dolorosamente parecia haber perdido sentido.

Ella se había criado de otra manera.
A sus padres se dirigía siempre de usted, ‘padre’ y ‘madre’. Al colegio fue el tiempo necesario para aprender las letras y los números.
A partir de ese momento su vida se limitó a coser y bordar el ajuar que se llevaría tras la boda y ayudar a su madre para aprender a ser una buena ama de casa.

Sus padres no dejaban de repetirle que tenia que dar gracias al Altísimo por vivir en la Capital, porque si hubieran estado en el pueblo su obligación seria ayudar a padre en el campo durante el día y sólo cosería por la tarde.
Madre no había sido bendecida con más hijos y eso hacia que toda la responsabilidad cayera sobre ella.

Tuvo novio a la edad que tenía que tenerlo y con la aprobación de padre y madre. Nunca dieron motivo para habladurías o cotilleos y se casaron pasado el tiempo que acordaron los padres de ambos.
Dios quiso darles cinco hijos sanos y fuertes para orgullo de su esposo y el suyo.

Se acordaba ahora de la Paca que andaba seca y enlutada desde que pasado el tiempo no se embarazó y nunca lo logró.
Pero el sinvergüenza de su esposo iba preñando a toda guarra que se dejaba. Y bien que se lo restregaba a la Paca.
- Estás seca mujer, que yo soy hombre y hago hijos.

Sus hijos no les llamaron de usted, pero nunca le importó.
Se educaron bien, les enseñaron buenos modales, fueron al colegio y a la universidad.
Eso si, cada uno tuvo más de un novio y eso ella no lo entendía. Como que pasaran los años y ninguno se casara.
Tenia ganas de nietos y a ese paso creía que no llegarían. Pero llegaron y se sintió feliz. Creyó que disfrutaría de ellos y les vería crecer.
Se equivocó, fueron a guarderías, tuvieron niñeras que les recogían y les daban de merendar.

(continuará)

21 comentarios :

  1. Me encanta leerle, mientra recorro tu anotación siento lo cálido, y que más que una casa, es un "hogar" y con el almacen de las arrugas, pero todas y cada una respiran, llevan su vivencia. Si ahora falta quizas, este tiempo compartido en familia, que como nos compartes, se sustituye desde niños por guarderias... y es que la vida es distinta, quizas muy acelerada. Un enorme abrazo y todo mi cariño mi niña querida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hemos ganado muchas cosas es innegable, pero todo lo que incluye la palabra 'hogar' es como hablar del pasado y en eso perdemos muchísimo.
      Besos enormes mi niña linda :) TQM

      Eliminar
  2. Continuará pones y eso deja enganchado,me gustó y espero el segundo capitúlo.TQM,abrazos miles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje :) Sólo falta revisarlo, tranquila que mañana seguramente lo tendrás.
      Besos enormes mi niña sabia :) TQM

      Eliminar
  3. Hay muchas mujeres que cuando llegan a determinada edad, se olvidan de Vivir...
    espero la continuación de la historia. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que más que olvidarse quieren seguir formando parte de ella a través de la felicidad de sus hijos, no con ellos.
      Besos enormes mi niña ;)

      Eliminar
  4. Cuanta nostalgia y recuerdos...
    Un besazo Chary

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que debe cambiar, creo. Recuerdos amables que se compartan juntos en algunos momentos.
      Besos enormes mi niña :)

      Eliminar
  5. Quien me iba a decir a mi, que yo que conocí a Chary, siendo una niña, siempre con la sonrisa en la cara, yo iba a tener la suerte de que a mis 62 años, me la iba a encontrar en las redes sociales, siempre os he querido, pero no me lo tomes a mal la abuela Boni (no era mala persona), pero si un poco rara, y cuando hablaba conmigo a través de la terraza si veia que venia Charo, me decía con un poco de miedo... Pilar me veo que viene mi hija Charo, nunca la comprendí, pues tu madre, era muy sería pero jamás me dijo ni una sola frase que desentonara, bueno y despues de este relato, te digo, que os conozco a todos, aunque no te acuerdes, a tu tia Estrella y sus 4 hijas, a tu tia Choni con sus dos hijos y por supuesto a vosotros (tu mami, tú y tu hermano, ah y a tu chiquitin o chiquitina que no recuerdo de que fuiste mamá, pero de lo que si quiero que sepas es de que os quiero de corazon te lo prometo, un beso muy grande, y si alguna vez te apetece, como tienes mi telefono, merendamos juntas, da muchos besos a todos y mil para ti.
    Pilar Sánchez Calonge

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que alegría ¿verdad? De la abuela ya hablaremos. Mi mami es muy tímida bajo esa apariencia seria y con una vida muy difícil, es admirable. Del resto ¿Qué te voy a contar? es mi familia.
      Nos vemos, eso no lo dudes.
      Besos enormes :)

      Eliminar
  6. LaMar prefiero esperar por la segunda parte, solo me queda el mamá aun eres joven vive, eso es o que yo quería que hiciera la mía antes de lo ocurrido y no entiendo porque no lo hizo, tal vez porque para ellas vivir es otra cosas a lo que nosotros consideramos que si lo es ... no se espero te quiero mi niña gracias por regresar a mi blog como siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay sentimientos eternos y así debe ser. Lo que debemos aprender es como se forma un hogar, no son cuatro paredes y traer hijos al Mundo. Es mucho más.
      Besos enormes mi niña :)

      Eliminar
  7. Te leo y parece que lo veo...también tengo a mi suegra, que es un calco de lo que has escrito...ahora con la mente un poco ya perdida, en lo único que piensa es en los años trabajados y en todo lo que luchó para salir adelante....espero la continuación del relato...besoooosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que no queremos ver la importancia de las pequeñas cosas porque nos importan las grandes, las innecesarias.
      Besos enormes mi niña :)

      Eliminar
  8. Un buen texto, hurgo más por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Estás en tu casa, bienvenido.
      Saludos :)

      Eliminar
  9. que bonito, yo creo que muchos de nosotros nos hemos visto en esa misma situacion, esperare la siguiente parte.....un beso de arcoiris.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ¿verdad? Tranquila que ya llega jejeje.
      Besos enormes y de colores mi niña :)

      Eliminar
  10. Anónimo29/3/14 7:57

    Bonito, muy bonito. Como la canción: "Toda una vida". Deseoso estoy de seguir con la segunda parte,...venga!! ;)

    Besos Chary!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ¡Ya está! Sólo falta revisarlo impaciente jajaja.
      Besos enormes mi niño :)

      Eliminar
  11. Tan real que parece mi historia de vida...

    ResponderEliminar